PEREGRINOS VISITAN A JESÚS NAZARENO

 

Como todos los años, culminado  el jolgorio, la farsa y la fiesta del carnaval con el tradicional entierro de las sardinas, miles de personas en todo el mundo y en especial en nuestro país, se avocan a someterse a 40  días de ayuno, oración y abstinencia, iniciando desde hoy miércoles de ceniza, en la que también  comienza la romería a Jesús Nazareno de Atalaya en Veraguas.

 

Con el lema: Jesús Nazareno centro de la familia cristiana y  tomando la frase bíblica, “Conviértete y cree en el Evangelio…porque polvo eres y en polvo te convertirás….”,  hoy  miércoles  miles de peregrinos  llegan a visitar  a Jesús Nazareno de Atalaya  para la imposición de la ceniza al inicio del tiempo cuaresmal.

 

El miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma en los calendarios litúrgicos católico, protestante y anglicano. Se celebra cuarenta días antes del inicio de Semana Santa, es decir, del Domingo de Ramos. La ceniza es elaborada o extraída de los ramos benditos de la Semana Santa anterior, es decir, los del Domingo de Ramos, estos se incineran y de ahí sale la  ceniza.

 

La Biblia menciona múltiples ocasiones y pueblos que utilizaban la ceniza en significado de duelo. En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el sacramento de la reconciliación el jueves santo, se ponían ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad vestidos con un “hábito penitencial” (color morado o chocolate), esto representaba su voluntad de convertirse.

 

Reginio Aguilar, párroco de la Iglesia San Miguel Arcángel de Atalaya, dijo  que   la Cuaresma  se inicia  con el   miércoles de ceniza, como la puerta que se abre   para que entremos con Cristo  en el desierto  del sufrimiento y  del dolor. Muchas  son las personas  que  llegan con una actitud  de arrepentimiento y un corazón herido, marchito y sufrido, en busca de   una sanación física y espiritual  de Jesús Nazareno.

 

Hoy  miércoles  los   feligreses  y devotos de la Parroquia San Juan Evangelista  participan en una caminata junto  al párroco Luis Fernando Flores, para dar gracias a Dios por  los favores  recibidos de Jesús Nazareno de Atalaya.

 

En tanto, Manuel Gutiérrez, residente en Atalaya, aseguró que luego de cuatro años logró nuevamente hacer los arreglos de la imagen  de tal  forma  que la alegoría la preparó  para que las familias se acerquen  a rendirle fe y devoción a Jesús Nazareno.

 

“Este año  se dedica la devoción a los 55 años que tiene la primera basílica de nuestro país”. Manuel Gutiérrez. Devoto.