AMBIENTALISTAS EN ALERTA POR INVERSIONES EN COIBA

 

Cerca de siete organizaciones ambientalistas expresaron su preocupación por la dirección que está dando el actual consejo directivo a todo lo referente al manejo e inversiones en el Parque Nacional Coiba, que es una de las principales reservas de vida marina en el hemisferio.

 

En una misiva enviada al consejo directivo del Parque Nacional Coiba, las organizaciones Alianza para la Conservación y Desarrollo, Asociación Centro de Estudios y Acción Social Panameña, el Centro de Incidencia Ambiental, la Fundación para el Desarrollo Integral Comunitario y la Conservación de los Ecosistemas en Panamá, la Fundación Panameña de Turismo Sostenible, la Fundación para la Protección del Mar, el Parque Nacional Metropolitano y la Fundación Audubon aseguraron que no les agrada una serie de acciones que ha adoptado el consejo directivo del parque.

 

Nos preocupa y alarma que entre los cambios al reglamento interno del consejo directivo relacionados al quórum requerido para los procesos de toma de decisiones, se permita que con solo 4 votos se adopten decisiones transcendentales para el Parque Nacional Coiba, tales como la aprobación del Plan de Uso Público y la planificación y ejecución financiera del Fondo Coiba, entre otros, precisa la carta fechada el 2 de enero.

 

Añadieron que otro cambio preocupante respecto a las modificaciones al reglamento interno es el artículo 10, numeral 8, el cual centraliza las siguientes facultades en la presidencia del consejo directivo: “Recibir, recaudar, manejar, administrar, invertir, custodiar y autorizar el uso del fondo del Parque Nacional Coiba, con base en los lineamientos de control y la reglamentación del uso del fondo”.

 

Este punto contradice el objetivo por el cual fue creado el consejo directivo como estructura que gobernase en busca de elevar el nivel de participación en la toma de decisiones sobre conservación y el uso sostenible de los recursos del Parque Nacional Coiba, en este caso en particular, el financiamiento de programas y actividades para tal fin.

 

Esto es más preocupante toda vez que se ha anunciado públicamente que existen financiamientos cuantiosos aprobados para el Parque Nacional Coiba, canalizados a través de distintas instituciones. Por lo cual urge que el consejo directivo sea involucrado de una forma oportuna para asegurar que los fondos financien los programas y las actividades prioritarias para la conservación del área protegida y para el beneficio de las comunidades humanas ubicadas en el área de influencia del Parque Nacional Coiba, señalaron los ambientalistas.

 

Las organizaciones señalaron que entienden que adicional al interés del Ministerio de Ambiente de velar por el Parque Nacional Coiba, existen responsabilidades por parte del Estado panameño de cumplir con los compromisos internacionales.

 

No obstante, esta urgencia no debe sacrificar la calidad de los resultados esperados ni debilitar la estructura de gobernanza creada para la toma de decisiones, ni debe ir en detrimento de los objetivos de creación del Parque Nacional Coiba y su declaratoria como sitio patrimonio mundial con el fin de conservar la biodiversidad que alberga y hacer un uso sostenible de sus recursos.